4 métodos de pago que transformarán los negocios online en 2021

diciembre 18, 2020

El 2020 ha sido un año de enormes cambios, y hemos sido testigos de cómo una pandemia ha transformado los hábitos de consumo de la noche a la mañana. Por este motivo, las empresas han tenido que adoptar con rapidez métodos de pagos y canales de venta adaptados a la situación de distanciamiento social y seguridad sanitaria. 

En esta enorme y grave pandemia ha habido cuatro métodos de pago que han destacado entre los consumidores: las tarjetas bancarias tradicionales, las BigTech, los e-Wallets y el débito directo. 

Estos métodos están ganando adeptos y cada uno cuenta con una serie de aspectos fuertes y débiles, lo que atrae a diferentes tipos de compradores en función de las necesidades. Aquí te mostramos una comparativa. 

Comparativa de los métodos de pago online

transformacion servicios financieros embebed

Tarjetas de pago tradicionales

Las tarjetas de crédito y débito llevan siendo durante mucho tiempo el método alternativo al pago en efectivo preferido por los consumidores de las compras físicas. 

Aspectos positivos

La popularidad y el uso extendido de las tarjetas de crédito en las compras físicas hacen que consumidores y comerciantes tengan pocas dudas a la hora de usar este método de pago. Asimismo, un gran número de consumidores tiene las tarjetas conectadas a sus cuentas bancarias, lo que les proporciona una mayor sensación de seguridad. 

Aspectos negativos

Los pagos con tarjetas bancarias pueden ser problemáticos para consumidores y comerciantes. Por un lado, este método de pago está expuesto al fraude y supuso un coste para la industria de casi 10 mil millones de dólares tan solo el año pasado. Las transacciones de “tarjeta no presente” representaron casi el 40 % de los casos de fraude en el año 2018.

Por otro lado, los contracargos son más habituales de lo que piensan la mayoría de los comerciantes. Estas reclamaciones llevan tiempo y suponen un coste económico, lo que genera una mala experiencia de usuario para todas las partes implicadas.

Por último, los bancos emisores y las tarjetas de crédito cobran unas tasas altas por la compensación bancaria, lo que afecta enormemente a las ganancias de los comerciantes. Además, las transacciones de crédito no llegan de forma inmediata y generan una serie de cuentas por cobrar impactando directamente a la liquidez.

 

BigTech

Las empresas BigTech como Google, Apple, Facebook y Amazon están entrando con rapidez en el mercado de los pagos. Conforme estos gigantes de la industria aumentan su negocio, se les presenta una gran oportunidad para expandir su ya enorme presencia. 

Aspectos positivos

Miles de millones de personas en todo el mundo tienen una cuenta al menos con una de las empresas BigTech. De esta manera, los usuarios pueden pagar con facilidad a través de una cuenta de usuario que utilizan diariamente, lo que es beneficioso para consumidores y comerciantes porque reduce la fricción de los pagos.

Aspectos negativos

La innovación de los métodos de pago no es una prioridad para las empresas BigTech, ya que su objetivo es generar datos financieros de los usuarios para utilizarlos en otros sectores del negocio. Este aspecto no ofrece ningún valor añadido al sector online más allá de la comodidad de los clientes. 

Asimismo, Google y Apple tienen un ecosistema de productos enorme, por lo que ofrecer soluciones de pago es más un método para atraer negocio que para transformar la industria.

E-Wallets

Los e-wallets como PayPal, al contrario que otros métodos de pago, ofrecen soluciones tecnológicas basadas en la experiencia de usuario. Por este motivo, no sorprende que los e-wallets sean uno de los métodos que más está creciendo, sobre todo entre los milenials y la generación Z

Aspectos positivos

Los e-wallets ofrecen un método seguro para guardar y gastar dinero online. Comerciantes y consumidores pueden efectuar pagos y solucionar cualquier problema de manera eficaz a través de un e-wallet. 

Los usuarios de este método pueden ingresar dinero en sus cuentas y gestionar transacciones con facilidad y de manera frecuente. Este tipo de funcionalidades han convertido a los e-wallets en el método de pago más utilizado en Estados Unidos y Europa Occidental. Por si eso no fuera suficiente, los e-wallets también generan grandes volúmenes de datos en las transacciones

Aspectos negativos

A pesar de su comodidad para usuarios y comerciantes, hay ocasiones en las que los vendedores online rechazan este método por el alto coste de las tasas. Adquirir nuevos usuarios es similar a un proceso de ventas, ya que es necesario cumplir con requisitos de KYC y verificación de identidad antes de que la persona pueda ingresar fondos en su cuenta o vincularla a una tarjeta de pago. Los e-wallets siguen estando muy fragmentados, ya que un comerciante puede perder una oportunidad de venta si no acepta el e-wallet preferido por el usuario. 

Transferencia bancaria directa

La transferencia bancaria directa en los pagos online es uno de los métodos disponibles más recientes para los consumidores. Los servicios de inicio de pagos del Open Banking y la PSD2 han facilitado más que nunca la conexión de un comerciante con la cuenta bancaria del cliente. 

Aspectos positivos

La transferencia bancaria directa, al contrario que otros métodos de pago que requieren un intermediario, mueve el dinero directamente de una cuenta bancaria a otra, lo que beneficia a comerciante y cliente. 

Al mover el dinero de forma directa, se optimizan los flujos de dinero y se minimiza la obligación de crédito para los clientes. No es necesario utilizar una tarjeta de crédito, ya que el usuario inicia sesión en su app de banca a través del sitio web del comerciante para iniciar el pago. Esta opción tiene dos objetivos muy beneficiosos. Por un lado, proporciona una mayor sensación de seguridad a los usuarios que aumenta la confianza en la marca. 

Por otro lado, los comerciantes pueden desarrollar su negocio sobre una API de pagos y tener un control más directo de la experiencia de usuario. Vivimos en un mundo en el que cada vez más servicios y bienes se consideran una mercancía, por lo que la experiencia de usuario es fundamental para ganar clientes.

Los negocios online prescinden de intermediarios al aceptar los débitos directos. Dado que las transacciones no están sujetas a redes de compensación , las empresas no tienen que hacer frente a tasas que afecten a sus márgenes de beneficios. Los servicios de suscripción son los mayores beneficiados de los débitos directos, ya que se reducen los costes de las transacciones y los retrasos en los pagos.

Asimismo, las transferencias bancarias directas evitan las transacciones de “tarjeta no presente”. En este caso, los comerciantes no tienen que preocuparse de que sus clientes tengan que acceder a una página de verificación de un proveedor externo, ya que todo el proceso de pago tiene lugar en el mismo sitio web y reduce las posibilidades de abandono.

Aspectos negativos

Las transferencias bancarias directas son uno de los métodos de pagos más nuevos y tienen que hacer frente a una serie de obstáculos. Los consumidores no siempre están dispuestos a vincular su cuenta bancaria directamente a una fuente en la que no confían, lo que disminuye las conversiones. El proceso de disputa también puede ser arduo para los comerciantes, ya que deben solucionarlo directamente en lugar de delegarlo al emisor de las tarjetas. 

Los protocolos SCA del Open Banking proporcionan una valiosa capa de protección. Sin embargo, los portales online deben asegurarse de configurar correctamente las transferencias bancarias directas para obtener el máximo beneficio de este método de pago. 

 

Open Banking: el movimiento innovador clave para los pagos online 

La nueva forma de interactuar por parte de los consumidores está cambiando el escenario de los pagos online. Los comerciantes que quieran aumentar al máximo las conversiones deben asegurarse de que el proceso de pago sea sencillo y atractivo. Para ello, la iniciación de pagos y el Open Banking permiten que los pagos online sean más eficientes y económicos. 

Para aprovechar al máximo esta tecnología y ofrecer una experiencia de usuario efectiva, los comerciantes deberían optar por un proveedor de Open Banking acreditado que incorpore de forma rápida soluciones de pago líderes de la industria a cualquier empresa. Dada la situación de volatilidad y disrupción que hemos vivido en 2020, los comerciantes online no pueden permitirse esperar más. 

New call-to-action

Compartir:

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

Artículos Relacionados

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.

Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.
Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.