Entrevista: Retos y Futuro del Microlending con Ferran Prat, Presidente de AEMIP

febrero 20, 2019

A lo largo de la última década, los micropréstamos han pasado de ser un producto de nicho a un instrumento común al que recurren los consumidores para sus necesidades de liquidez puntuales.

Debido al funcionamiento del sector, el ‘microlending’ es una de las actividades que puede verse más impactadas por la directiva PSD2 y la llegada del Open Banking. Por ello, hemos charlado con Ferran Prat, presidente de AEMIP (Asociación Española de Micropréstamos), y CEO de Préstamo10, para conocer mejor el sector y los retos a los que se enfrenta.

 

Los micropréstamos son un fenómeno bastante reciente en España, ¿cómo se da el nacimiento del sector y qué causa su aparición?

Los micropréstamos online aparecieron en España en 2010 de la mano de empresas como Ferratum o Préstamo10, pero no fue hasta 2013, con la llegada de operadores internacionales y su aparición en anuncios de televisión, cuando el sector fue realmente visible para el conjunto de la población.

Los micropréstamos vinieron a cubrir un nicho de mercado que la banca tradicional no atendía. Ofrecía la posibilidad de obtener una pequeña cantidad de dinero para cubrir necesidades puntuales de liquidez. Todo ello online, de forma sencilla y rápida, y en el momento en que se producía esa necesidad. El cliente pasaba a ser el centro del negocio. Todo esto era posible gracias a la aplicación de las nuevas tecnologías a las finanzas.

 

¿Cómo ha evolucionado el sector a lo largo de los últimos años?

El crecimiento del sector ha ido ligado a la evolución de las nuevas soluciones fintech. En los últimos años han aparecido diferentes soluciones tecnológicas encaminadas a facilitar el proceso de concesión de préstamos de forma no presencial. La correcta validación de la identidad del cliente, su valoración crediticia y los medios de pago utilizados son críticos en nuestro sector.

El sector sigue creciendo, aunque no en la medida de años anteriores. Aunque es difícil dar una cifra exacta sobre la dimensión del sector, desde Aemip (Asociación Española de Micropréstamos) estimamos que en 2018 se concedieron cerca de 2 millones de micropréstamos en España.

Un aspecto destacable en la evolución del sector es, al igual que en otros sectores, la forma de interaccionar con el cliente. En sus orígenes, los micropréstamos se solicitaban mayoritariamente desde un PC. Hoy en día más del 75% de las operaciones son efectuadas desde teléfonos móviles.

 

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan los microlenders?

Las entidades de micropéstamos debemos seguir luchando por diferenciarnos del resto de financieras más tradicionales. La banca ha hecho grandes esfuerzos por digitalizar su negocio e incorporar soluciones fintech, y en algunos aspectos está estrechando esa brecha tecnológica que nos diferenciaba.

Debemos ir un paso por delante en tecnología y ofrecer al cliente soluciones a sus necesidades de liquidez. Diversificar en productos que respondan a las necesidades del cliente. El aquí y ahora es crucial. El cliente debe obtener ese dinero que le falta en el lugar y momento que lo necesita. Eso implica nuevas soluciones móviles que le permitan al cliente recibir financiación y pagar inmediatamente con el dinero obtenido.

Y no olvidemos el aspecto regulatorio. Todo apunta que en un futuro no muy lejano se trabaje en una regulación especifica para el sector. Una regulación que ayude al desarrollo del sector de manera ordenada sería muy positivo. De lo contrario, si el regulador se excede en la limitación de la actividad podría incluso llegar a afectar seriamente su viabilidad.

 

¿Qué peso tiene la tecnología en el sector y dónde crees que se verán las principales innovaciones en el futuro?

Como ya he comentado, el peso de la tecnología en nuestro sector es fundamental. Es y debe seguir siendo el punto diferenciador respecto a otros sub-sectores financieros más tradicionales.

Esperamos mejoras y novedades en cuanto a la identificación de clientes online, en la obtención de información financiera del cliente y en los medios de pago, tanto de cliente a empresa como de empresa a cliente.

 

La PSD2 ha dado mucho que hablar por los cambios que se espera que producirá sobre los pagos online y la obtención de información financiera de clientes, ¿cuál crees que será su impacto en el sector?

En primer lugar, la PSD2 ayudará a mejorar y potenciar el uso de tecnologías que nos permiten obtener información financiera de los clientes. esto nos permitirá poder valorar mejor a nuestros solicitantes. Las entidades financieras deben poner a disposición de terceros APIs que permitan, con el consentimiento del cliente, obtener la información financiera que de él posean. Esperemos que todos los actores pongan la máxima diligencia en que estos cambios y mejoras puedan producirse lo antes posible.

Por otro lado, la PSD2 nos abre las puertas a nuevas modalidades pago e iniciación de pago. Modalidades que han de ser más fiables y seguras, y que aumenten el abanico de posibilidades de que dispone tanto el cliente como la financiera online

 

¿En qué dirección avanza el sector y qué cambios crees que veremos en el futuro?

Creo que el futuro del micropréstamo pasa por hacer nuestra solución aun más móvil. Debemos convertirnos en la financiera de bolsillo, ofreciendo financiación en el momento y lugar que se necesite, y que complemente en momentos puntuales a otras soluciones financieras al alcance del usuario. Por ello, no descartemos en un futuro, alianzas de microlenders con otro tipo de entidades, financieras o no, que se complementen en su actividad.

Compartir:

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

Artículos Relacionados

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.

Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.
Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.