Las ventajas de las APIs bancarias frente al fraude

octubre 9, 2018

En sectores como la banca, la revolución también está cambiando el modelo. Los usuarios quieren que la experiencia digital de la que disfrutan en otros sectores se dé también en sus relaciones financieras. Pero no a cualquier precio ni en cualquier condición. En este terreno, las ventajas y capacidades de las APIs bancarias para prevenir la inseguridad y el fraude se convierten en un gran aliado de la transformación del sector bancario.

Que el miedo no sea un freno

La resistencia al cambio siempre está relacionada con el miedo. Y el miedo, a su vez, está íntimamente ligado con la noción de seguridad (o de falta de ella). Por este motivo, para que la rueda del cambio digital siga en marcha (y con ella las grandes oportunidades económicas y sociales que abre), hay que luchar contra el miedo y la inseguridad. Esto es así en todos los ámbitos, pero cuando nos referimos a datos que afectan directamente a nuestra tranquilidad económica, los recelos aumentan. De ahí que se estén produciendo dos procesos paralelos: de una parte, instituciones, empresas y gobiernos fomentan la apertura de la banca (Open Banking), dando entrada a nuevos actores que se desenvuelven con comodidad en los nuevos modelos virtuales; de otra, surgen regulaciones más estrictas en cuanto al uso de datos personales y al refuerzo de la seguridad (por ejemplo, en cuanto a la autenticación para prevenir el fraude y la suplantación de identidades).

Aunque parezca que estas dos tendencias empujen en direcciones distintas, en realidad son complementarias. Hay varios elementos estratégicos para hacer posible la convivencia del impulso al Open Banking y la preservación de la seguridad de empresas y clientes. Y las API bancarias son uno (sino el principal) de esos elementos.

APIs: innovar sin descuidar la seguridad

Para empezar, recordemos que son las API y cómo funcionan. API es el acrónimo de Application Programming Interface, y, como su nombre anuncia, se trata de un conjunto de órdenes, protocolos, etc. (software, en definitiva) que permite que una aplicación pueda utilizar las funcionalidades que pone a su disposición una API. Para conseguirlo, el usuario no necesita programar nuevo software, ni conocer en profundidad aquel del que se está beneficiando. Poniendo un ejemplo, sería como que te diesen un pase de invitado para utilizar la piscina de un club privado, pero siendo solo eso, invitado; no te estarían autorizando a convertirte en miembro del club.

La nueva directiva de pagos europea (en vigor desde el pasado enero para la zona UE), PSD2, establece las API como la fórmula para que los bancos den acceso a ciertos datos a nuevos operadores del sector de servicios financieros (empresas FinTech, las grandes tecnológicas conocidas como GAFA, y otros). Al estar regulado quién podrá acceder a ciertos datos de los clientes de los bancos, cómo podrá hacerlo (uno de los requisitos será que medie la previa autorización del cliente) y, al mismo tiempo, incluir la directiva toda una serie de nuevas medidas de seguridad (como la SCA, o Strong Customer Authentication), las API se convierten en facilitadoras de la apertura del mercado, pero también en garantes de la seguridad.

Tecnologías win-win

También es bueno recordar que las API abiertas permiten, por ejemplo, que un comercio cierre un pago seguro para sus consumidores a través del banco de estos, pero sin comprometer los datos del cliente (como quizás sí ocurriría si, para acceder a ellos, hubiera tenido que implantar un software propio en su página web). En resumen, con las API ganan todos: el cliente (que ve como bancos tradicionales y nuevos actores desarrollan nuevos productos y formas de relacionarse con él), el sector bancario (que diversifica su oferta y ancla su papel en un modelo de negocio en evolución) y todas las empresas que, o bien por desarrollar API, o bien por aprovecharse de las funciones de las ya existentes, enriquecen sus servicios.

New call-to-action

Compartir:

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

Artículos Relacionados

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.

Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.
Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.