·

PSD2, El nuevo paradigma del sistema bancario europeo

octubre 10, 2018

En los últimos tiempos, los consumidores se han acostumbrado a alternar la compra en espacios físicos (tiendas de barrio, supermercados, grandes superficies) con la que realizan online (en webs de comercios que también tienen presencia física, en e-commerce ‘puros’, en marketplaces como Amazon…). Lo que no era tan habitual (aunque las cosas empiezan a cambiar) es que ese mismo consumidor tipo contara con formas alternativas de adquisición de servicios financieros. Los clientes de la banca tradicional tenían pocas posibilidades de contratar dichos servicios con otro tipo de empresas. Y entre bancos, las diferencias en la forma de operar solían ser escasas.

¿Cuándo empezaron a cambiar las cosas para el consumidor de nuestro ejemplo? En el momento en que aparecieron empresas que, apoyándose en la tecnología, no solo ofrecían servicios financieros (algunos nuevos, otros formaban parte del catálogo habitual de la banca tradicional), sino que lo hacían con un enfoque centrado en el cliente. A partir de ahí, se comenzaba a andar el camino hacia poder elegir diferentes servicios financieros y distintas formas de contratarlos (similares a las que se daban en otros sectores de la actividad económica). Ahí también empezó a gestarse el cambio en el modelo del sistema bancario europeo que aún estamos viviendo (de hecho, estamos en el inicio de dicho proceso).

Una nueva directiva para una realidad distinta

Las regulaciones suelen ir por detrás de las nuevas realidades, y esta vez no ha sido diferente. La PSD1, anterior Directiva de Servicios de Pago de la Unión Europea, previa a la aparición de las FinTech, fijó un marco común para pagos y para domiciliaciones bancarias en el ámbito de la UE. Aquella iniciativa regulatoria supuso una tímida apertura del sector financiero, ya que permitió a 2.000 entidades de pago y de dinero electrónico operar en la conocida como área SEPA, todos bajo el paraguas de unas condiciones homogéneas.

Pronto se vio que la evolución de los servicios financieros estaba abriendo nuevos frentes y oportunidades que la PSD1 no podía atender. Ahí se gestó la idea de renovar la directiva y caminar hacia la PSD2: un marco regulador que reconociese las nuevas realidades pero que, además, empujase en la dirección de lo que conocemos como Open Banking.

PSD2 y API: sumando para un nuevo marco

¿Cuál es la principal novedad, en cuanto a enfoque, que aporta la PSD2? Que pone al consumidor en el centro y, para conseguirlo, comienza por reconocerlo como auténtico propietario de sus datos (una propiedad que, hasta el momento, cualquiera hubiera dicho que era de la banca tradicional). En virtud de la nueva directiva, aparece una figura (o, más bien, se regula una figura existente): los proveedores de servicios de pago terceros (Third Party Payment Service Providers) o TPP. Estos (que podrán registrarse como Account Information Service Provider –AISPs –y como Payment Initiation Service Providers –PISPs ) podrán acceder, previa autorización expresa del cliente, a los datos que una entidad financiera tradicional tenga sobre ellos para, por ejemplo, iniciar un proceso de pago.

La base de ese acceso será, en general, a través de las API (por las siglas de Application Programming Interface) de código abierto que los bancos tendrán que poner a disposición de los TTP cuando así se lo solicite el cliente (todo en tiempo real). Las API son también la fórmula que utilizan las FinTech para innovar. Es, por ejemplo, lo que hacemos en Unnax: poner a disposición de nuestros clientes API ligadas a servicios financieros.

Es entorno a la suma de una regulación pro banca abierta (la PSD2) y de las posibilidades del uso de API, donde se está gestando el nuevo tipo de relación entre clientes y proveedores de servicios financieros. Que, a su vez, está dibujando un nuevo paradigma del sistema bancario europeo. De hecho, las entidades financieras tradicionales también se están subiendo al carro de esta nueva relación, mediante la cual el cliente elige y exige (servicios de valor añadido, por ejemplo). Los tiempos cambian, y Unnax le ayuda a cambiar con ellos.

INFOGRAFÍA ECOMMERCE

Compartir:

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

Artículos Relacionados

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.

Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.
Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.