Trasferencias directas a empresas a través de Unnax

octubre 9, 2018

Cada día más y más negocios realizan parte de sus ventas y transacciones online (en algunos casos, todas, ya que son empresas nacidas en y para Internet). Incluso si la parte física de una compañía sigue teniendo mucho peso (una tienda a pie de calle, un bufete de abogados, una consulta médica…), casi nadie renuncia ya a las posibilidades de tener una web, utilizar el marketing digital e, incluso, ofrecer algunos productos o servicios online.

Aceptado esto, toca trabajar para que Internet sea una herramienta que haga crecer los negocios. Aunque en toda Europa el incremento de la compra online está siendo muy intenso (creciendo de forma paralela a cómo sube el número de dispositivos conectados en los hogares), todavía quedan reticencias por superar. Un porcentaje de la población no despreciable sigue sin sentirse cómodo comprando por Internet. Y entre los que sí lo hacen, conseguir su fidelidad, en un entorno tan competitivo, dependerá mucho de ofrecerles una buena experiencia de usuario.

Sí a las transferencias, pero no a las de antes

Cuando hablamos de eliminar frenos a la venta online nos referimos, por ejemplo, a páginas web con interfaces poco amigables; pocos (o complejos) canales de comunicación con la empresa; y también a los sistemas de pago. Mencionábamos que continúa habiendo personas renuentes a proporcionar sus datos bancarios vía online. Así que las transferencias bancarias tradicionales (uno de los métodos más habituales de pago para muchos e-commerce, sobre todo pequeños) no van a ser del agrado de una parte de sus potenciales compradores. Además, este sistema era lento y farragoso, con lo que tampoco resultaba la panacea para empresarios y clientes. Sin embargo, hasta hace pocos años, no había forma de aligerarlo ni de dotarlo de mayores garantías de seguridad. Ahora sí.

La irrupción de la transferencia bancaria directa (DBT) en el panorama del e-commerce se produce con la llegada de empresas FinTech, como es el caso de Unnax. A través del uso de API fácilmente integrables en cualquier web que realice transacciones online, hemos conseguido que nuestros clientes puedan ofrecer un método rápido, económico y seguro de pago a sus usuarios.

Ventajas para las dos partes

Con la DBT no solo se beneficia el consumidor final (que es un objetivo codiciado si queremos fidelizarlo), sino también el comerciante. En primer lugar, ofrece un método de pago a aquellos consumidores que no cuentan con otra posibilidad (que aún son un porcentaje significativo); en segundo lugar, si el comprador utiliza el mismo banco que el vendedor, la transferencia no solo es rápida (mucho más que las tradicionales), sino que es instantánea; y, en tercer lugar, disminuyen los temidos chargeback, peticiones de reembolso muy habituales (por ejemplo, en los sectores de viajes, alojamiento y restauración) y no siempre realizadas de buena fe. Y, una ventaja más, hace posible pagar importes altos.

Pero ya afirmábamos que las buenas noticias son bidireccionales: el consumidor se encuentra con un proceso de pago sencillo, rápido y seguro, que acelera la recepción del producto, le ahorra comisiones y evita que tenga que registrarse e introducir sus datos, ya que la operación queda ligada a su propio banco y a las credenciales que tiene asociadas a él.

Motor de transferencia bancaria: simple, efectivo y seguro

En Unnax ofrecemos a nuestros clientes el Bank Transfer Engine, que garantiza simplicidad, efectividad y seguridad en todas las operaciones. Detengámonos un momento en el tema de la seguridad. La tecnología actual nos permite realizar el proceso que se conoce como tokenización: una serie de números (un token) sustituye los datos de la tarjeta bancaria con la que se realiza el pago. De este modo, esos datos permanecen opacos, incrementando la seguridad para los usuarios. Con dos ventajas añadidas: de un lado, que el proceso es igual de cómodo y rápido para el pagador (es automático, no tiene que hace ningún paso extra); de otro lado, esta tokenización permite automatizar pagos y transferencias que van a repetirse de forma regular, ganando en comodidad.

El Bank Transfer Engine de Unnax trabaja con las principales entidades bancarias, es un proceso rápido y automatizado que ofrece todas las garantías para el usuario final. Por tanto, es un win-win absoluto para compradores y vendedores. Si quiere dar un paso adelante en su negocio operando a través de la transferencia bancaria directa, cuente con Unnax.

INFOGRAFÍA ECOMMERCE

Compartir:

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

Artículos Relacionados

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.

Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.
Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.