Los bancos europeos caminan, a distinto ritmo, hacia el cumplimiento pleno de la PSD2

diciembre 10, 2018

La aplicación de la segunda directiva de pagos europea PSD2 (desde enero de 2018) se aprobó con la intención de estimular la competencia a favor del consumidor. La oportunidad de negocio que representa está al alcance de las empresas que, sin ser entidades financieras tradicionales, se apoyen en la directiva para ofrecer servicios relacionados con las finanzas. También puede ser, sin embargo, una oportunidad para los bancos. De hecho, en toda Europa, algunas entidades se han puesto a trabajar (solas, o en colaboración con firmas FinTech) para competir en el ofrecimiento de nuevas ofertas a los clientes.

¿Qué cambia con la PSD2?

Las FinTech son un fenómeno reciente, pero no tanto como la PSD2. Uno de los modelos más conocidos (y, en algún caso, exitoso) de app financiera son los agregadores de cuentas, que ayudan a particulares y organizaciones a gestionar sus números con mayor eficiencia. Las empresas que venían ofreciendo este servicio habían encontrado un modo de obtener y agregar la información de los clientes, sin la colaboración de los bancos donde estos tenían sus cuentas.

Con esa vocación de abrir el mercado y situar al consumidor en el centro, la nueva directiva establece, entre otras cuestiones, que los bancos tienen que facilitar el acceso a los datos de los clientes a terceras empresas. Terceras empresas que, debidamente acreditadas y con el permiso del cliente, podrán recabar información de cuentas o iniciar pagos. También se cuida la seguridad, con nuevas obligaciones en lo que respecta a la autenticación antes de las operaciones.

¿Oportunidad o competencia inoportuna?

Decíamos más arriba que hay bancos que están afrontando la PSD2 como una oportunidad también para ellos. En cambio, otras entidades miran con recelo hacia la norma y la competencia que les va a suponer. Aunque algunas especificaciones técnicas aún están por desplegarse, parece que la mayoría de bancos acabarán optando por dar acceso a los datos a través de APIs abiertas. Pero no todos van al mismo ritmo.

De hecho, según un estudio denominado “PSD2: A Strategic Game-Changer With A Long-Term Impact» (que patrocinaba CA Technologies) no llegaban al 60% los bancos europeos que confiaban en estar listos a tiempo para la nueva norma. La encuesta, que realizaba Finextra, preguntó a más de doscientos profesionales de bancos europeos. Aunque existía temor a no poder hacer frente en condiciones óptimas a nuevos competidores, la mayoría de encuestados (más del 80%) consideraron la PSD2 una oportunidad para innovar y diferenciarse.

Un cambio que llega de la mano de la tecnología

Sí existe acuerdo en que la banca abierta y la era de los pagos digitales requerirán de un esfuerzo de adaptación tecnológica. Seis de cada diez profesionales consultados se muestran partidarios de afrontar el cambio de la mano de un proveedor externo (la colaboración de la que hablábamos más arriba). Y, al menos la mitad de las entidades, ya anunciaban en este informe su intención de apostar por las API (Application Programming Interfaces).

Tecnología e innovación van de la mano. La consulta señala que una escasa cuarta parte de los bancos perciben la directiva como, principalmente, una obligación. En cambio, más de la mitad dicen que la incorporarán como un objetivo estratégico.

La aplicación total de la PSD2, al ralentí

Ya hemos mencionado que el ritmo de adaptación a la PSD2 y al nuevo paradigma de pagos digitales no está siendo homogéneo. Tomando como ejemplo España, vemos que, si bien las principales entidades ya han incorporado nuevos servicios y formas de atender al consumidor, la mayoría está aún lejos de facilitar (en el grado que lo pide la PSD2) el acceso a terceros a los datos de sus clientes.

Todas ellas cuentan con el hecho de que España (como otros países de la UE) va tarde en el total despliegue de la directiva, por lo que algunos aspectos técnicos (relacionados con, por ejemplo, la autenticación segura) no estarán en aplicación al menos hasta mediados del próximo año.

Alumnos avanzados

Si hemos de citar un punto de Europa como pionero en el Open Banking ese es Gran Bretaña, que ya había impulsado este concepto con una normativa nacional antes de la entrada en vigor de la PSD2 en el ámbito económico europeo. Por tanto, sus grandes bancos son algunos de los que mejor han hecho los deberes (en lo referido a APIs) de todo el continente. Y si hemos de elegir un banco fuera de Gran Bretaña, podemos fijarnos en el BBVA español. Esta entidad (que abrió su plataforma de API en la primavera de 2017) ofrece ya 10 APIs abiertas. Esa decisión del banco ha permitido que desarrolladores externos puedan lanzar más de mil aplicaciones en este periodo.

La ola de la PSD2 y la banca abierta es imparable (como lo es la revolución digital que ha llegado a nuestras vidas). Así que, en los próximos meses, se sumarán más bancos a la estrategia de abrirse al exterior; y de hacer de la adopción de la nueva directiva de pagos una ventaja competitiva.

ebook-PSD2-es Horizontal

Compartir:

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook

Artículos Relacionados

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.

Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.

Cientos de empresas ya se benefician de nuestros servicios.
Nos encantaría ayudarte a ti también.

Mándanos un mensaje y nuestro equipo estará en contacto muy pronto.